Next Stop “Dreamcatcher” (2003)

La lectura de “El cazador de sueños”, hace años, es como un sueño difuso. Un sueño que quise rememorar con su adaptación al cine, y que me dejó auténticos escalofríos. Pero no de terror.

Nos sumergimos en la historia de personas, como cualquiera de nosotros, que han crecido y atrás han dejado los sueños y metas de la infancia. Los vínculos entre ellos, sin embargo, permanecen.

Con un curioso legado que cambió para siempre el modo en que ven el mundo.

Henry, Beaver, Peter y Jonesy han crecido, y sus aburridas vidas desde el inicio de la película muestran un componente extraño. Todos ellos parecen saber lo que piensan las personas a su alrededor. ¿Casualidad? ¿Una gran intuición? No, tranquilos.

Uno a uno comprobaremos que todos tienen una extraña telepatía, incluso conexión entre ellos cuatro, hasta el absurdo donde asustan a sus congéneres con sus abusivos poderes. Como si el director, el señor Kasdan, hubiera enrollado el guión hasta crear un arma contundente con la cual golpearte, en tu calidad de espectador, hasta dejarte claro que todos tienen telepatía, que es extraño, que son increíbles. Porque hay modos y modos de mostrar lo extraordinario.

Incluso una extraña capacidad que podemos llamar biblioteca de la mente, catedral de la mente (en referencia a Engel, el juego de rol). Es un concepto interesante, donde la mente del individuo literalmente se pasea por todos sus recuerdos y conocimientos, pudiendo esconderse y protegerse a sí mismo como si fuera un plano físico. Pero introducido con la misma delicadeza de un puñetazo en la cara.

A su vez, muchas referencias a un quinto individuo llamado Duddits. Y la desgracia acontece, frustrando los planes de reunirse un año más y ver al llamado Duddits.

Un año más tarde, se reúnen en una cabaña en mitad de la montaña para convivir y pasar unos días. Pero nada es como esperaban que seŕia. Todo empieza a marchar mal. Accidentes, encuentros con montañistas extraviados, y una amenaza que no podrán contener siquiera en sus mentes.

Entre escenas quizás algo escatológicas para la imaginación, descubrimos que es una amenaza extraterreste que se cierne sobre nuestro planeta, y ha elegido aquella región montañosa como campo de cultivo en humanos.

El ejército llega dirigido por un soldado obsesionado por la caza de extraterrestres y hace su despliegue, aislando a unos e ignorando a otros, ignorando los derechos civiles para ¿salvar a la humanidad. Los cuatro inseparables permanecen solos en el bosque nevado, ante esa amenaza.

Esta historia se suma al clásico guión de terror donde una especie extraterrestre pretende invadir nuestro planeta, y algo ha de detenerlo. Pero de un modo tan… aburrido, que casi asusta realmente.

¿Es casualidad que ellos estén allí, en el momento oportuno?

De una forma anormalmente valiente y una aceptación de lo sobrenatural como algo no tan extraño (algo que parece reflejarse en todos los personajes de la película), parecen saber que han de hacer algo.

Y comenzamos a contemplar flashbacks, para conocer por fin al quinto individuo, Duddits.

Una vez, cuando fueron niños, conocieron y salvaron del acoso a un niño con dificultades mentales, llamado Duddits. Desde que lo conocieron, todo fue diferente. Juntos, podían hacer grandes cosas. Juntos, descubrieron, o quizás recibieron los dones que entonces podían usar. Duddits era una especie de amuleto de la suerte, su atrapasueños.

El ambiente familiar es palpable, el calor de la juventud contra el frío y oscuro presente.

A pesar de la vigilancia y la violencia que ejercen los operativos de seguridad para proteger a los humanos, los que quedan vivos para entonces en esa historia, buscan a Duddits. Con él empezó todo, habían sido preparados para ese momento, y con él debía terminar… en uno de los finales más extravagantes que he visto en mucho tiempo.

La humanidad es salvada, aunque por muy poco, aunque no todos los protagonistas han acabado bien.

Ahora, hablemos de la película como adaptación de una novela. Parece que la película ha sido creada para aquellos que ya conocen la creación de Stephen King, por aquello de referencias muy veloces que se escapan para quizás los que desconocen, los poderes…

… y a su vez tenemos que contar con el tiempo limitado que tenemos para una historia de tales magnitudes y que contiene tanto. Porque, si atendemos a la lectura, la cantidad de detalles y emociones que sabe emitir Stephen King en cada relación, en cada momento, en cada flashback… ciertamente, me supo a poco.

Cuando los flashbacks terminaban, quería volver a esos momentos, quería sumergirme en las vidas de esos niños, donde reside la esencia de esta historia.

Es el vivo ejemplo de cómo una misma historia puede ser muy diferente gracias a su narrador.

¿Qué más puedo decir? Una película aburrida y una terrible adaptación, ¡pero nos queda el recuerdo!

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 26 septiembre, 2016 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: