Next Stop “El autómata de bronce” (2016)

“El autómata de bronce”, por Miquel Soria, nos lleva a la historia de un mundo en declive.

Tras la exitosa campaña de crowdfunding, la espera ha sido larga. Pero por fin podemos sumergirnos en su historia y descubrir sus misterios. ¿Preparados para la reseña?

Tenemos en nuestras manos la historia de Artalis, la poderosa ciudad en la isla de Artalia. Isaías McArthur será nuestro primer guía para conocer ese mundo. Y no tardaremos en conocer a su familia, pequeña pero fragmentada por los estertores de esa sociedad enferma.

La lectura de esta novela es veloz. No perdemos tiempo en detalles que no sean necesarios para el desarrollo a la historia. Obtenemos las pinceladas de un mundo ya viejo y que parece sufrir las consecuencias de demasiados errores a lo largo de su existencia.

Isaías, el protagonista, arrastra las consecuencias de algunos de esos errores a pesar de no ser el culpable. Lucha, sin demasiado éxito, contra la frivolidad y la intolerancia de las altas esferas que parecen ignorar el miedo en las calles. Es fácil imaginar a los artalinos hablando siempre en voz baja, como si todo el mundo tuviera miedo de hablar y atraer demasiada atención.

En ese lugar de miedo y silencio también vive la hija de Isaías, Sara, que junto a Charles ha formado familia, llegando así al mundo Lilith, su hija. Una criatura de luz, esperanza e inocencia.

La sensación de que es en realidad un micromundo en el que todos están deseando desentenderse de otros y sobrevivir, a la par que destruir a todo aquel que se cruce en el camino. Es complicado sobrevivir, mantenerse humano en un mundo de intolerancia, reflejo de nuestros fallos en la vida real. Personas que difieren de otros por el color de su piel, que viven dentro de esos muros y que sufren hambre, violencia y odio sin que a nadie parezca importarle.

No son reductos de ciudadanos parias ocultos a la vista. Saben donde están. Saben que sufren. Pero nadie hace nada. No es extraño que el corazón de los personajes se enfríe y casi permanezca intacto a pesar de su propio miedo, que ha terminado por enfriarlo.

Y es que “El autómata de bronce” está lleno de sensaciones, de palabras que evocan mágicos escenarios repletos de detalles que mi mente ha encontrado con facilidad. Y mientras la catedral de mi mente sigue recreándose en la lectura, la vida de los personajes sigue transcurriendo.

La familia de Isaías se mantiene más o menos viva a pesar de las fisuras existentes, Lillith es el único nexo que los mantiene humanos y les recuerda que algo más allá del odio y las asperezas existentes. Es un personaje que ha despertado mi curiosidad y cuyo destino no quisiera perderme, a la espera de nuevas entregas.

Mientras se viven los crímenes del odio, Artalis sufre a causa de un déspota que está dispuesto a conquistar todo aquello en lo que posa la vista. Bennedict Freeman es su nombre, y estaría dispuesto a renunciar al factor humano si no fuera porque todavía le es útil.

Y es esta idea la que tiene en mente, pues es el promotor de la tecnología que en su día inventó el abuelo de Isaías: exoesqueletos con los que crear supersoldados.

La introducción de esta tecnología, los ingenios mecánicos de una forma tan invasiva, muestran la lejanía y la desconexión entre aquellos que se limitan a vivir el día a día con los que tienen el poder. Ni siquiera se cuida que haya una muestra paulatina de ese nuevo elemento para que la masa se acostumbre. No hay tiempo. Se construye de forma masiva y apártate del paso, Bennedict Freeman sabe que nada se hará en contra. No se teme un alzamiento o una protesta activa, en las calles. El espíritu luchador está completamente muerto.

Mi ambición por conocer más de ese mundo no se ha visto satisfecha en su totalidad, todavía queda mucho por descubrir. Disfruto de breves y significativas descripciones de las localizaciones, que me ayuden a imaginar qué vería si estuviera siguiendo a Isaías, en este caso, pero sin duda mi hambre de conocimiento sigue viva.

Hay personajes de los que me hubiera gustado saber más, de sus impulsos, de sus rasgos, de la ruta en sus vidas que les ha llevado a ese momento. En ellos se han reflejado deseos ocultos que puedo reconocer en mi persona.

Pero en definitiva, he sentido intriga, tensión, emoción, sorpresa y muchas ganas de más ante un final que ha sabido llegar a mi corazón. Y a la espera de las secuelas, para conocer más su mundo y los mitos que se fraguan en él.

Una lectura emocionante y absorbente en todas sus páginas. Ojalá disfrutéis de la aventura.

¿Quieres saber más? Tienes a tu alcance la web de El automata de bronce, donde podrás leer sobre los personajes y sumergirte en su universo.

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 11 abril, 2016 en Libros y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: