Next Stop “If I Stay” (Si decido quedarme) (2014)

“If I Stay” es una de esas historias que, sin dejar de ser fiel a lo que te muestran en el tráiler, no terminan de ofrecer lo que inspiran. Ha sido una experiencia incompleta en cierto modo. Acompáñame a descubrir una extraña historia que se ve venir y que te hará pensar.

Comenzamos, ¡y alerta spoiler!

Mia es una adolescente que todavía estudia en el instituto. Está atrapada en una familia que, igual que ella, respira la música. Pero como es así de rara, se decanta por la música clásica mientras que su familia lleva el rock y el punk en las venas. Pero eh, no la saques de Bethoveen que se pierde. Si acaso una mención a Chopen, pero sin pasarse.

Durante toda su vida que iremos descubriendo a base de flashbacks, ha tocado el violonchelo, instrumento por el que tiene auténtica pasión. Ha crecido dedicándose a la música, siendo algo introvertida e intentando encajar en una familia que ha cambiado a lo largo del tiempo para y por la familia. Hasta que un día aparece Adam, un muchacho con un año mayor que ella. Guapo, guitarrista y solista en un grupo de rock. Es, como podemos imaginar, aquel que se va a fijar en Mía con intensidad de pronto, de la nada.

El chico tiene un pasado muy oscuro y además es un romántico, se enamora de ella desde que la ve tocar el chelo con pasión mientras cree estar sola. Así que decide llevarla a una representación de violonchelo y otra música acorde para manifestarle su enamoramiento en apenas unos días y que ya la necesita para vivir. Ella, mientras tanto, va cambiando su extroversión por introversión a cada rato. Nadie sabe muy bien qué está pasando. Pero vamos muy deprisa, recordemos que esta historia se mueve a base de flashbacks.

Conocemos a Mía en un extraño momento de su vida, sufriendo una crisis emocional que no podemos todavía entender y a la espera de una carta de admisión en un centro de estudios. Antes de marcharse a la universidad y no poder pasar tanto tiempo con ellos, la familia coge el coche y marcha para pasar el día juntos. Sucede entonces lo peor, y es el conducir por una carretera no del todo clara de nieve lleva a situaciones desagradables. Dos coches que colisionan.

Y Mía despierta en la nieve, sin sufrir los afilados colmillos del frío en su cuerpo. Nadie la ve, nadie la escucha. Solo puede ver como servicios médicos retiran a personas de dos coches que han sufrido un accidente, sin poder encontrar a su familia. No hay mucho que entender: se encuentra entre la vida y la muerte, es entonces cuando ha de luchar. El título de la película cobra sentido entonces, y por si no queda claro, todos los trabajadores del hospital harán por hacérnoslo saber.

Como si supieran que ella les escucha mientras sigue su cuerpo mientras sufre la operación, los diferentes médicos que la atienden le recuerdan al aire o a su figura inmóvil que ha de luchar, que todo depende de ella. Y eso, saliendo de la reseña para opinar personalmente, me parece una frivolidad para los que sufren cada día en diversos centros de salud a lo largo del globo.

Volvemos ahora sí a la reseña. El drama se desata y Mía, mientras visita diferentes recuerdos a medida que amigos y familiares le hablan, ve como su familia se deshace por culpa del accidente. Al ver cómo se va quedando sin su familia más cercana ve como se aparece la luz al final del túnel hacia ella, como un recordatorio más: depende de ella, con el único problema que no sabe cómo decidir si vivir o morir. Por lo tanto, Mía está atrapada, es una espectadora más como nosotros mientras ve como van y vienen personas, recuerdos… obligándonos a todos a no poder hacer nada, solo ser arrastrados por las escenas y más escenas. De lo contrario, ella podría haber decidido no aguantar más la tortura de perder a su familia, o volver para cuidar de los que todavía están con ella. Quizás no para todos, pero resultó cuanto menos frustrante.

Y entre idas y venidas, seguimos avanzando en una historia de amor que parece surgida de la nada. Adam manifiesta su oscuro pasado, lo mucho que se necesitan, la pasión por la música que comparten de modos tan diferentes… y que la vida a veces también te lleva por diferentes caminos cuando crees que todo va a seguir una misma vía. Es duro, pero es la madurez de caminar hacia un futuro, haciendo decisiones, renunciando a cosas. Lejos de reproches, lejos de un “yo puedo perseguir mis sueños pero tú no” que encontramos. Es ahí donde reside la crisis que encontramos en un inicio, al tener que renunciar a una relación por un futuro brillante que les espera de forma individual.

Ante el drama, él parece renunciar a todo por ella. Hará lo que sea si ella se queda. “Quédate”, le pide. Y ella, al parecer esperando durante toda la película a que él se personase a su lado, abre los ojos. Nada importa la familia y los amigos que esperan también. Y no es malo, pues es la persona con la que quieres compartir el resto de tu vida. Pero puede no serlo todo. Parece despreciar al resto, solo importan las palabras de Adam.

Interpretación pobre, una historia de amor que no cala, no enternece a pesar de los romanticismos. El exceso de clichés, los personajes que a veces son contradictorios o no consistentes… no hacen más que chocarse con muros de trama recién construidos en mi mente. Descubrimos a través de Mía hechos que una persona emocionalmente sana podría tener claro, pero que ella parece ignorar por completo: la familia y los amigos son un método para llegar a la felicidad, quien te quiere te quiere sin importar cómo te vistes o te muestras, una tribu urbana no te define ni te excluye de estar con el resto de seres humanos…

Por no decir la construcción del personaje principal. Que un personaje secundario lo eclipse en cuanto a interpretación, carisma y expresividad, no es buena señal… pero más preocupante me resulta que tenga que repetir a cada instante lo mucho que le gusta un determinado tipo de música, lo excluida que se siente de una familia que la adora, que tenga que descubrir que el chelo no se limita a la música clásica…

Y toda la discografía de Apocalyptica podríamos exponer, además de otros tantos ejemplos que no conozco y que por seguro encontraríamos. Ante esto, diría a personas como Mía: arranca todo lo que puedas de aquello que te apasiona. Porque de lo contrario no podrás disfrutarlo en su plenitud, no te limites. No te sumes a todas las contradicciones que encuentro en esa película.

Y estas bien podrían ser nuestros rostros, de @noodlesdice y el mío mientras veíamos la película, sorpresa y espanto. La consistencia parece mucho pedir en algunas historias. “If I Stay” culmina de forma abrupta, dejandonos saber aquello que sabemos que debe ocurrir, pero dejando un vacío hacia el futuro difícil de completar. Un final abierto para mí.

No hay Roleando para esta extraña historia de fantasmas que no terminan de ser que bien puede servir para descubrir una historia que nos resulta desconocida a base de flashbacks. Es un guión cerrado, nada donde pueda interactuar un personaje. Es una historia que te quiere enseñar a apreciar lo que hay en tu vida, las oportunidades, las personas, las pasiones. Podemos aceptar esa lección a pesar de lo terrible que resulta la película, ¿verdad?

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 5 septiembre, 2015 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: