Next Stop “Snowpiercer”

Como adaptación a la gran pantalla de la novela gráfica “Le Transperceneige”, “Snowpiercer” llegó a nosotros con una historia realmente interesante. Año 2031. Nuestro planeta al completo ha sufrido los efectos del calentamiento global, congelando toda su superficie y llevando a morir a todo tipo de ser vivo. Todos los seres humanos mueren… salvo los afortunados que consiguen embarcar en el Snowpiercer, el rompenieves.

Y aunque no fuera ideal desde un principio… pocos apostarían por el infierno que llegaría a ser.

El gigantesco tren gira alrededor del mundo, completando su ciclo en un año exactamente. Nadie apostaba por el proyecto, pero finalmente funcionaría como último bastión de la humanidad.
Y con este resumen comenzamos a analizar, ¡alerta spoilers!

He de decir que no es una película para todos, y no me refiero a los límites de ser apta o no para mayores de edad. Las personas sensibles han de tener cuidado al visionarla.
Tras esta ¿advertencia?, podemos empezar a repasar el motor de esta película. El motor que a su vez es un factor bastante común en los futuros distópicos: un sistema de castas.

Repartidos en el tren entre cola y cabeza, en la cola encontraremos a los protagonistas de esta historia. Hacinados en sus vagones, sobreviviendo con poco y menos. Alimentados con una pasta de aspecto más que desagradable y de sabor que no me puedo imaginar. Controlados por unos violentos agentes que no dudan en machacar a los pasajeros de la cola. El orden es más o menos respetado, salvo en el momento en que, con el pretexto de un análisis médico, se llevan a dos de los hijos de esos pasajeros.
Esto provoca una pequeña revuelta que ni llega a serlo por la velocidad con la que es sofocada, pero que dará pie para contemplar la crueldad de los pasajeros de la cabeza. El padre de uno de esos niños hiere a quien no debe, y como castigo se expondrá uno de sus brazos al frío del exterior. Todos han de presenciar como su brazo es totalmente congelado y a continuación es destruido con una maza.

Sus compañeros se compadecen y lo sufren por igual. Pero los otros… como si nada estuviese ocurriendo. Porque si hay algo que destaca en esta película es la deshumanización, y este es solo el primer caso.

Aquí interrumpo con una reflexión pues me resulta curioso. Durante diecisiete años esos dos modos de vida se han dividido y solo contactan los guardias con los pasajeros de la cola.
Es posible que los pasajeros de la cabeza los vean como esclavos, como poco más que animales o quizás menos. Pero deshumanizarlos… ¿es igual a disfrutar ejerciendo la violencia sobre ellos? Tanto los que son guardias como los que están en el poder (la que es secuaz del villano en una paródica versión de Margaret Tatcher), disfrutan cuando uno de ellos muere de forma salvaje.

Pensar en “es él/ella o yo”, pensar en que van a destruir tu modo de vida, pensar que son inferiores a ti… no te convierte en un monstruo. Y es aquí donde creo que la película falla al intentar ser realista con la naturaleza humana. Violencia sí cabe, pero no ese sadismo desmesurado.

Y volvemos a la historia, tras la mutilación en el hielo a uno de los padres de los pasajeros de cola que solo intentaban recuperar a sus hijos. Pocas cosas puede haber más estimulantes ante cualquier cosa que la pérdida de un hijo, y eso es lo que les hace rebelarse y a avanzar hacia la cola. Curtis, nuestro protagonista, será quien encabece esta rebelión. No para de pensar en la manera de cambiar la situación, incapaz de recordar cómo era todo antes de la helada y del embarco en ese gran tren. Y por eso encuentra el modo de romper con todo ese orden establecido:

Descubriendo que las armas con la que les amenazan están descargadas, comienza una violenta revuelta. Avanzan por los vagones y llegan a una sala de celdas, muy parecidos a los cajones que encontramos en un depósito de cadáveres. Allí encuentran al personaje clave que podrás sacarle de allí, un ingeniero llamado Namgoong Minsoo adicto al kronol, una droga sintética que lo llevó a prisión. Sus únicos requisitos para ayudarles son dosis periódicas de kronol y que liberen a su hija, una “niña del tren” pues nació en el Snowpiercer.

La luz del sol es un lujo no al alcance de todos

 

Y es aquí donde se introduce un suave elemento sobrenatural. Esa muchacha, de 17 años en el momento de esa historia, es algo particular: es capaz de ver el futuro de forma relativamente inmediata, unos minutos antes de que ocurra algo. ¿De dónde procede esa clarividencia? ¿Por qué es la única que posee ese don? ¿Es por causa del kronol, asemejándose con la melange en la saga de “DUNE”?

Es una cuestión que nunca llegué a resolver y que todavía hoy recuerdo, que no dejo de pensar con cierta diversión.

Y con esta ayuda sobrenatural y los conocimientos del ingeniero, avanzan. Avanzan luchando contra todo lo que se encuentran. Todos son potenciales enemigos capaces de empuñar un arma y matar a todo el que se plante ante ellos, con una resistencia y capacidad de aguante que llegan hasta el absurdo. Los pasajeros de cabeza parecen no extrañarse tanto por su presencia. Parecen tan ausentes de todo, tan centrados en su vida de lujo desmedido… que no reparan en el estado en que se encuentran los pasajeros de cola.

No saben cómo sufren, no les importa e incluso hacen burla de ello. Pero gracias a ese extraño viaje conoceremos el trasfondo de ese mundo apocalíptico…

… hasta llegar a la Máquina Sagrada, ese motor indestructible y eterno que mantendrá a la humanidad viva y a salvo del frío infernal que se encuentra en el exterior. Ese es el objetivo, y ahí se encuentra la verdad de todo ese “micromundo” que se ha desarrollado. Traición, una verdad que hiere a todo aquel que ha podido empatizar con los personajes en esta película, más deshumanización, crueldad, el conocimiento de un mundo que no es tan diferente al nuestro en cuanto a cómo nos manipulan y manejan a nuestro antojo.

Un final que considero no impredecible, pero que causa gran sorpresa. Un panorama desolador a pesar de la esperanza con la que culmina.

La estética de toda la película es oscura, casi todas las imágenes (al menos en las secuencias de los vagones de atrás) tienen unos colores tan débiles que nos dejan saber esa aura moribunda, de dolor, hacinamiento y muerte del que no pueden escapar.

Las interpretaciones, con un reparto variado y poco común, lejos de los rostros tan vistos en otras películas exitosas, son muy aceptables y que valoro mucho. A pesar de los absurdos planteamientos de algunos personajes, su deshumanización desmedida y aguante sobrehumano, la historia y el marco de circunstancias me parecen muy interesantes.

Hay muchas historias contenidas en ese tren: las conocidas, las que se dejan conocer en escenas intensas de la película y otras tantas que podemos imaginar.

Si decidís verla, aseguraos de estar preparados para la historia y la crudeza de imágenes que encierra.

Roleando “Snowpiercer”:

Imagina que eres un superviviente que vive en el tren y acompañas a Curtis en su conquista. Quizás tú acabes liderando esa rebelión, liberando a todos los que allí viven o quizás… tomando el control de la Sagrada Máquina y convirtiéndote en el nuevo amo y señor del vehículo.

O incluso, mirando más allá del tren: ¿qué pasaría si alguien hubiera sobrevivido a esa helada y pretendiese conquistar el tren como si de una fiera se tratase? Esperando al momento oportuno, asaltandolo para robar todo lo que puedan y hacerse con el control…

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 24 abril, 2015 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: