Next Stop “Interstellar”

Nada podía prepararme para esta película. Ni la gran espectación, ni los buenos comentarios de amigos, ni mi gusto por la ciencia ficción. Nunca podría haber imaginado que disfrutaría cada segundo de las tres horas que dura “Interstellar”.
Todo lo que hay en ella es una auténtica maravilla.

Todo hay que decirlo: desde que presentara en 2005 el título “Batman Begins”, las piezas de Nolan acaban gustándome siempre. Pero no me verás agitar una bandera con su rostro, me niego a posicionarme en la guerra de amor/odio hacia el director. Simplemente me gustan. Pero esta película ha sido diferente. Hay muchas emociones provocadas por la cinta, no todas positivas. Aunque una vez he llegado a asimilarla y saborearla… sigo sonriendo efusivamente al recordarla.

Pero paso a paso, nos sumergiremos juntos en este extraño universo.

Estamos en un futuro distópico en el que la mayor preocupación de los seres humanos es cosechar y producir alimentos para que nuestra especie no desfallezca de hambre. Muchas profesiones y dedicaciones, salvo el ocio y los oficios que se dedican a la sustentación, han quedado obsoletas. La educación no es importante, ser un granjero es un gran cargo porque mantienes a los tuyos y a otros tantos con alimento que llevarse a la boca. Pero Cooper, sin despreciar la labor que desempeña, vive frustrado. Tiene la firme convicción de que el ser humano nació en la Tierra, pero que no debe morir en ella. Ingeniero y también soñador, no deja de otear el cielo esperando a algo más. Lucha contra esos sueños locos que ya no se necesitan en el mundo que queda mientras intenta educar a sus dos hijos. Hasta que algo ocurre, algo que quebraría esas vidas tan simples y dedicadas como podían ser.

Explicado el contexto, tenemos dos horas y cuarenta y nueve minutos con los que disfrutar. Pero afirmo sin demasiado temor a equivocarme que no se malgasta ninguno de ellos. Es intensa, es clara, directa, sin escenas innecesarias. Podemos pensar que es larga, pero lo cierto es que esa duración me parece muy adecuada a la hora de contar una historia con cierta libertad, sin limitaciones asfixiantes de metraje. Ponerme en la piel del director me resulta escalofriante.

Volviendo a la trama, conocemos a Tom y a Murph, los dos hijos de la familia Cooper. Él, un chico dedicado y consciente del mundo en que vive. Murph es una chica realmente brillante, un diamante en bruto todavía por descubrir, que llevará a su padre a un misterio que lo cambiará todo. Extraños sucesos que dejaré a la película para ser descubiertos les guían hacia la oculta sede de la NASA. En un mundo que fallece lentamente, ¿quién vería con buenos ojos que se dedicaran fondos a la exploración espacial?
Su descubrimiento les hará dignos de ser conocedores y también partícipes de una misión que podría cambiarlo todo: hay esperanza en las estrellas. Desde hace años se trabaja en la búsqueda de un planeta habitable para abandonar el que ha sido nuestro hogar desde hace demasiado tiempo. Cooper, por sus hijos, por el futuro de la humanidad, se embarcará en ello. Pero no sin dolor, pues no sabe cuando volverá ni qué será del mundo que conoce si es que llega a regresar.

El dolor es algo que caracteriza a esta historia. Las emociones son una baza fuerte con la que sabe jugar, dejando un delicioso amargor con el que nos deleita en toda lo que dura. Porque el espacio y el futuro pueden ser cosas aterradoras en peligrosas combinaciones como las que tenemos en nuestra pantalla, pues con esos dos elementos se unen casi siempre el veloz paso del tiempo y la soledad. Así que más vale que el tiempo cuente, una vez estamos en esa misteriosa misión.

En ella conoceremos a un fantástico reparto, tanto en personajes principales como en secundarios. Con apariciones más o menos extensas. Y no puedo olvidar a dos personajes en particular que me han conquistado. Aparecen de forma inesperada, y juegan papeles más que importantes. Reciben los nombres de TARS y CASE, dos inteligencias artificiales encerradas en extrañas estructuras (en forma de monolito con módulos móviles, ¿a nadie le suena esa forma?) que los hace sorprendentemente funcionales. Con personalidades diferenciables y desarrolladas, voces muy características,  módulos de humor (algo que solo pertenece a los humanos y cuya presencia nos hace dudar sobre los límites entre la máquina y el humano), honestidad y discrección… Incluso destaca en ellos la metacognición, o la capacidad de aprender a aprender. Unos seres realmente maravillosos. Algunos usuarios incluso se entretienen pensando en cómo se verían estos dos gemelos de ser humanos.

Imposible olvidarles, imposible no hacerles mención. Y también decir que fue una agradable sorpresa no encontrar el constructo de IA enemiga y malvada, que tanto temía mientras recordaba “Alien: el Octavo Pasajero”, o tan compleja que decide prescindir del factor humano, como HAL9000 en “2001: A Space Oddissey”. Lo cierto es que encontraremos gran cantidad de guiños a esta última pieza, pues al parecer Nolan se declara gran admirador de Kubrick (aunque algunas referencias son hacia la obra de Clarke).

Por desgracia, hay una cierta descompensación entre los personajes. Ojalá hubiera tiempo y dinero para desarrollar y conocer plenamente a todos los personajes, pues Anne Hathaway es un talento que está siendo reconocida después de un desprecio desmerecido (¿quizás por “Princesa por Sorpresa”?) y cuya aparición disfrutaría por mucho más tiempo.

Mientras esperaba a poder verla en PopcornTime!, debo confesar que tenía cierto temor. No había pasado desapercibido para mí, mientras esquivaba spoilers cual Elegido en la Matrix, que había mucho odio hacia esta película. ¿Por qué? A decir verdad, no es una algo a lo que sentarse a ver cuando estás cansado o poco centrado. Además de intensa y emotiva, es profunda en muchos sentidos. Científica, moral y humanamente. Y los detalles más sorprendentes en cuanto al espacio fueron sometidos a indiscriminada crítica para comprobar que tenían base y respaldo científico. Sin siquiera pedirlo, ya fui advertida y me compartieron este vídeo por parte de Neal deGrasse Tyson, que muchos ya conoceremos por sus conocimientos o múltiples memes en la red. Una eminencia en la ciencia que nos habla de la base que posee y que pocas licencias se tomaron a este respecto, teniendo una consulta específica para la historia. Disfrutad:

¿He comentado ya que soy de #CASE-Team si es que existe? ¡Pero no nos desconcentremos!

Ya sabemos, como buen ejemplo que nos dejó “Gravity”, que el espacio es un entorno hostil. Life in space is impossible. Y por este hecho perderemos a compañeros, renunciaremos a personas en el camino. Pero todo sea por seguir ese destino que es salvar a la humanidad o crear colonias en esa nueva galaxia que se ha abierto para nosotros, porque en nuestro propio sistema no hay lugar habitable. La fe y la esperanza les guía hacia adversidades que ningún otro humano conocerá, como es la relatividad.

Los escenarios son auténticas maravillas, parajes espaciales aunque sin abuso y tampoco excesivos efectos especiales. También parajes que nos son desconocidos en los exoplanetas. Todo bañado con una maravillosa música, por parte de Hans Zimmer, que nos acompañará muy lejos con sus creaciones.

Y resultará extraño, pero… entre muchas visiones de futuro que vemos en diversas obras de ficción… la que observé en esta película es la que me parece más cercana, plausible y real. Quizás por lo reciente que es y por el realismo que nos permite disfrutar la tecnología dedicada a la industria del cine. Pero es terrible lo que me ha hecho sentir, lo cercano de un futuro semejante.

He esperado bastante a poder informarme y a hablar con conocimiento de causa sobre lo que se ha escrito, pues no han sido pocas. No me parece ni excesivamente larga ni que contenga relleno. Tampoco predecible, a pesar de las guías que se dan en lo que leído como “la estructura de Nolan”. Tal vez debería estudiar más en profundidad estas estructuras y comenzar a comparar el ¿patrón? con cada obra que hace.

Hay quien la acusa de ser excesivamente emocional. Pero es que es el corazón y las emociones que este contiene el motor de esta historia. Cooper se lanza al espacio por salvar a sus hijos y a la humanidad, al igual que los otros personajes tendrán sus motivos. Es el amor a la vida lo que les lleva a hacer tamaño sacrificio.

@btrantor: […] al cine vamos a soñar y a emocionarnos

¿Qué haríamos nosotros en el lugar de Cooper? ¿Qué harían los padres que estén leyendo esto? ¿Actuaríamos con histerismo teatralizado, como explica JotDown en su reseña, o estaría justificado cualquier estallido de sentimientos?
Quizás no sea una fuerza en el campo de la ciencia, pero sí es cierto que, como la vida, es capaz de viajar a través del espacio y del tiempo, y que une a las personas. Quizás sea una licencia poética, pero es así.

Si hay que criticar algo, diría que es un cierto abuso de las escenas cliché. Una hija dolida porque su padre se marcha quizás para siempre sale de la casa justo en el momento en que el coche en el que se aleja está demasiado lejos, siendo detenida en su carrera. En una silenciosa sala de reuniones hay un panel secreto que da acceso directo a un taller repleto de gente donde se están construyendo naves destinadas a la exploración espacial. Escenas que no encajan, que chirrían al instante, pero que pude olvidar fácilmente.

También me destruye comprobar a veces la estupidez del ser humano en lo que dura esta pieza. Pero… pensándolo fríamente, el guión no es más que una representación del pensamiento y de la realidad en ciertas ocasiones.

Esta película nos enseña con mucha fuerza que la ciencia mola, que no podemos olvidarnos de mirar al cielo y de todo lo que este conocimiento puede ofrecernos. Porque es ella la que puede llegar a salvarnos en un mundo que solo piensa a corto plazo.

Que el ser humano naciera en la Tierra no significa que deba perecer en ella.

No puedo dejar de pensar en una continuación a esta historia, que aunque está resuelto, me gustaría observar en la gran pantalla. Muchas otras emociones, injusticias de un mundo futurista y de estar sometido a tener que viajar al frío espacio. Un buen final, un final que me parece justo desde mi lugar como espectadora, y con todo ello, amargo.

EDIT 04/Julio/2015:

¿CGI? ¿QUÉ ES ESO?

Roleando “Interstellar”:

¿A quién le hace falta inspiración para jugar a ciencia ficción? Los viajes interestelares podrían descubirr muchas otras cosas en un viaje entre galaxias. Prescindir de tanto rigor científico y crear vida inteligente más allá de nuestra especie. Incluso, siendo conocedores de la nueva NASA, los que intentano sobrevivir como pueden descubren su existencia y deciden destruir todo aquello que se ha creado para explorar el espacio. Hambre para unos no, hambre para todos. Nuevos destinos en cuanto al cruce de fronteras en el universo. La galaxia es nuestra para inventar nuevos desenlaces.

Podrían existir más amenazas en el universo más allá del ser humano. La reconstrucción de una nave varada en un entorno hostil mientras buscamos la información que necesitamos por el terrible naufragio de compañeros en el espacio.

Semillas de aventuras hay muchas, depende del momento dónde pausemos en nuestro visionado para crear nuestras historias.

La Biblioteca de Trantor #33 – Interstellar, podcast y muchos enlaces de interés.
La ciencia de Interstellar – PorAmorALaCiencia, resolviendo cuestiones

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 18 marzo, 2015 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Tengo miedo, Dave...

    “…Ésta es la Tierra. No el eterno hogar de la Humanidad, sino el punto de partida de una infinita aventura (…) y la Humanidad permanecerá para llegar hasta las Estrellas…”

    Buena entrada! Tengo que ver esta película, todo el mundo me la recomienda! Además, las posibilidades que deja entrever… y si, por ejemplo, hubiesen tomado la decisión de partir demasiado tarde…

    “…Cuando nos adentramos en el espacio, todo estaba ocupado. Todas las estrellas nos rechazaron. Prohibido el paso. No molesten. Propiedad particular. La Humanidad tuvo que retirar sus naves exploradoras y quedarse en su casa. Pero entonces comprendió que la Tierra no era más que una prisión en medio de una libertad infinita… Y la Humanidad languideció hasta morir…”

    ¿Quién sabe…?

    • En primer lugar, decir que tu comentario me ha sorprendido en muchos aspectos. El nombre que has decidido mostrar es… la clave de “2001: Space Odissey”, y la escena que realmente me hace temblar.
      Has cautivado mi curiosidad de forma intensa.

      ¿Pudiste verla al fin, desde que me dejaste el comentario? Espero que te gustara tanto como a mí. Quizás la humanidad todavía no esté preparada para explorar los cielos. Cuando todos miremos hacia el cielo y busquemos como una fuerza única el viajar hacia el espacio… quizás entonces.
      Quizás entonces evitemos como especie languidecer hasta morir.

      Podría ser la explicación para muchos de que puede ser ese “más allá” como objetivo en la vida. Debe de haber algo más allá…
      Gracias por tus palabras. Llenaron y siguen llenándome de una extraña luz, pero reconfortante.

      seeU!

      • Tengo miedo, Dave...

        La he visto. Soberbia. Ha logrado lo que pocas películas en los últimos años habían conseguido: Emocionarme, plantearme cuestiones y dudas. Al mismo tiempo me ha recordado muchas cosas. El aspecto humano (tratado de forma enorme), el contacto con otros seres inteligentes y la dualidad fe/razón me han recordado muchísimo a “Contact”. En un momento dado de la película he llegado a pensar que si se diera un pantallazo en negro de 5 minutos con música de suspense tampoco me extrañaría demasiado…

        El intervencionismo de seres más avanzados para alterar el destino del ser humano también ha sido tratado en múltiples ocasiones. Ya sea con “buenas” intenciones, como en “El Fin de la Eternidad” (Asimov; Por cierto, no me tengas en alta estima por parafrasearlo… cualquiera podría haberlo hecho…) o con algún tipo de interés subyacente, como ocurre en “Mundo Anillo” (Larry Niven). “Interstellar” da mucho que pensar en ese aspecto: ¿Son realmente altruistas esos seres pentadimensionales o lo hacen para garantizar su propia existencia…? ¿Existe algún otro motivo subyacente…? Y me surge entonces la duda: Los personajes, la humanidad en general en ese escenario, ¿poseen realmente libre albedrío? ¿Tienen opción a equivocarse y aprender de sus errores para alcanzar nuevas y más elevadas cumbres… aún a riesgo de perecer? ¿La historia a partir de ese primer contacto estará escrita de antemano para que suceda una serie de eventos y descubrimientos científicos que, en un futuro distante posibiliten ese primer contacto… y así se reinicie el bucle? (La pregunta es un poco tonta dados escenario y recompensa… el Infinito y la Eternidad a un tiempo, nada menos…) ¿Hubiese tenido éxito el Plan B? ¿Hubiesen encontrado una cura a la plaga antes del FIN? ¿Cabrían otras posibilidades, conservacionistas tal vez como en “Silent Running”? …o, sencillamente resignados, ¿hubiesen aceptado su crudo desenlace, como en “La Hora Final”? (salvando las distancias, pero es lo que me ha venido a la mente, sorry)

        Pero bueno… supongo todas esas preguntas están fuera de lugar…

        Y a pesar de todo, ¿qué pesares, qué aventuras y qué posibilidades tendrá la Humanidad en el Éxodo…? ¿Qué será de Cooper, ahora exiliado de su época…? ¿Qué nuevos horizontes le esperan…?

        En fin… me he dejado llevar un poco (¿Demasiado? Disculpa si llegase el caso)
        Gracias por la recomendación. Lo he disfrutado mucho. Un saludo.

  2. Es un completo peliculón. Con todas las letras.

    • No solemos estar de acuerdo con respecto al cine, recientes conversaciones prueban de ello. Pero me alegra muchísimo que en esta película coincidamos.
      Estoy incluso esperando a volver a verla para cogerla con más ganas.

      Una gran película. Ojalá muchas más terminaran dejándome tan buena impresión.

      seeU!

  3. Yo voy a dar el punto de vista discordante en este artículo: Interstellar me pareció una buena película (nunca más) en su primera hora. Luego no es que sea mala, pero a mi forma de ver se desinfla.
    Tengo muchos problemas con el guión. Pero no la parte del final: ahí ya he desconectado, sino antes. Y es que me parece absurdísimo todo lo que pasa a partir de que la nave de los protagonistas entre en el agujero de gusano. Salen, y lo primero que hacen es, atención, viajar a un planeta trastocado temporalmente por un agujero negro, haciendo que cada hora allí sean más de 20 años en la tierra. No soy científico, no soy Neal deGrasse Tyson, pero me cuesta entender porqué. Es decir, estas buscando un planeta para trasportar a la humanidad hasta allí porque la Tierra se muere, ¿y tu plan es llevarla a un planeta que ya está en la orbita de un agujero negro? O sea, ¿que la gran idea es pirarse de la tierra que se esta volviendo árida para meterse en un planeta condenado a ser devorado por un agujero negro y que muestra graves síntomas de afectación por él? Imagínate que el equipo de expedición esta bien: o van con un trillón de naves para desembarcar a la humanidad de golpe o con cada viaje pasan 20 años aterrizando a la expedición nueva y la Tierra, que se supone que está al borde de la hambruna, ha muerto. Pero venga, vas con un trillón de naves y tras una semana en el planeta, han pasado 3360 años fuera de la supergravedad, en los que el agujero negro ha engullido al planeta y a la humanidad hace mucho.
    Y estoy ahí, sin comprender nada, hasta que salen del planeta y veo que entra Jessica Chastain. Me paro e intento asimilarlo: “bien, esto es una peli que quiere ser de ciencia ficción, pero acaba de hacer un movimiento totalmente absurdo para que crezca la hija del protagonista y meter ahí un conflicto emocional”. Y después la nave se pone a explorar los demás mundos. Y hay más incoherencias, pero ya me dan igual, porque sigo pensando en porqué hacen falta tantos estudios para ser astronauta…

    En definitiva, a mí Interstellar me ha parecido una película mediocre. No mala, pero por debajo del regular.

  1. Pingback: “Interstellar” y la narrativa | Next Stop!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: