Next Stop “50 Sombras de Grey”

Llegó el momento de ver películas y sentir cansancio. Cansancio es lo que he sentido tras ver esta cinta. Esta reseña está cargada de comentarios quizás no muy aptos, furia y spoilers, así que los que quieran evitarlo pueden leer otras tantas cosas que se encuentran en el blog.
Comenzamos.

“50 Sombras de Grey” por fin ha llegado al cine, en una adaptación de la novela. Éxito taquillero, mucha polémica, numerosas reseñas y noticias que han surgido después de su lanzamiento a la gran pantalla. Pero vayamos por partes.

Nos encontramos en la historia de Anastasia Steel, estudiante universitaria, que entrevista a Christian Grey, magnate multimillonario. Los dos, sin grandes motivos aparentes si nos dejamos llevar por la interpretación de los dos actores, caen en un idilio de atracción mutua. Él, por un trágico pasado, le deja conocer que disfruta de algo que llama BDSM, se enamora de ella en apenas tres días y se permite el lujo de literalmente acosarla allá donde esté.

¿Por qué digo “algo que llama BDSM”? En el BDSM no hay no hay amenaza de abandono, no hay que autoimponerse un rol a seguir, no hay miedo, no hay que autoconvencerse. Se requiere conocimiento y capacidad para desempeñar esas prácticas.
¿Por qué se enamora en tres días? Nadie lo sabe, ella no tiene nada de especial pero… bueno, es una Mary Sue, así que no hay sorpresa que valga.
¿Por qué digo que literalmente la acosa? Aparece allá donde esté, intentando dirigir lo que hace o dice, esté donde esté. En su lugar de trabajo, cuando busca espacio para pensar y estabilizarse emocionalmente, cuando está de fiesta. Ni siquiera deja que se relacione normalmente con las personas de su entorno. Llega a colarse en su misma casa, pero como va a seducirla, no ocurre absolutamente nada.

En otras circunstancias, cualquiera habría llamado a la policía.
Pero se trata de dos personajes muy estúpidos que se enzarzan en una relación poco sana en la que prima el deseo sexual y se olvida la evolución personal, la importancia del ser individual y del libre albedrío o el estúpido sueño de personas que se aportan algo mutuamente.

Dos horas de insoportable película en la que, tal y como ocurre en el libro, no ocurre nada. Ella ha de firmar un contrato para someterse a confidencialidad y prácticas de BDSM. Nunca llega a firmar el contrato, aunque en el libro (y no en la adaptación) era una premisa de “firma o vete”. Los lectores y también espectadores verán grandes diferencias entre ambos formatos. La directora de la película y autora del libro han tenido sus diferencias… pues la primera quería que esta cinta fuera algo más que una historia de relación de maltrato maquillada de excelso romanticismo.

Igualmente, el actor que interpreta a Christian Grey, ha renunciado a continuar en las dos novelas que restan por llevar al cine.

Anastasia: ¿Te veré en la secuela? Christian: Al final parece que sí…

Aburrida, diálogos sin sentido. Situaciones absurdas. Grey se lamenta por su pasado terrible y los traumas que de este han surgido. Con todo eso, intenta cambiar el modo en que Anastasia ve el sexo. En cambio, él no puede cambiar el modo en que ve el romanticismo. Los gestos afectivos, detalles y sorpresas no entran en su cerrada mente. Da señales de que siente algo más, pero se retracta bajo una máscara de frialdad que no tiene maldito sentido, parece que juega con Anastasia.
Ella, llegado el momento, decide aceptar esas prácticas sexuales aunque sin estar del todo conforme. Conforme con el modo en que él es, en cómo quiere controlar todos los aspectos de su vida. Sin embargo, en el final de la misma… ella pide ser llevada al límite. Y en vez de usar la palabra de seguridad para detener algo que no está disfrutando, prefiere marcharse de forma violenta y llamarle monstruo.

Así culmina una historia que continuará en la misma relación malsana, de forma cíclica y aburrida, sin eventos que les hagan evolucionar o aportar algo más a la historia.
Dos personas que se tratan mal, que no se aportan, no se ayudan. Christian Grey busca dominar y golpear a mujeres con el deseo de castigar una figura maternal que casi le destruye en su infancia. Anastasia Steel abandona su carácter por cumplir los deseos de otra persona, aunque vayan en contra de los suyos.

Y los personajes secundarios… bueno. Diré que quizás de otras cosas había que llenar las páginas en blanco y los repetitivos escenarios. Apariciones repentinas, de literalmente aparecer para soltar un par de frases y tener que irse aunque literalmente acaben de llegar.
Aunque a veces parece que estamos ante una exposición en forma de vídeo del gran poder adquisitivo que se gasta el señor Grey.
Insufrible.

E.L. James, yo te maldito. Pero te maldigo muy fuerte.
Como bonus ante esta película, os dejo con una opinión sobre este tema en particular llevado por Aracnephobia. No tiene pérdida:

“PIERDE EL CONTROL”
Así te invita la película. Pero pierde el control de tu vida, de tus acciones y de tus propios pensamientos. No hay ‘Roleando “50 Sombras de Grey”‘ porque no hay ficción sana que pueda salir de esta historia. Para eso seguro que tenemos cantidades ingentes de fanfics (que a su vez empezó como un fanfic de “Crepúsculo”…) y foros de roleos de este estilo…

No la disfrutéis. Es más, huid con violencia.

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 26 febrero, 2015 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. Los Crepúsculos y todas sus derivaciones no son más que una versión sofisticada de lo que antes era fumar a los 13 años o tener un novio macarra. No insistiré en ello por enésima vez.
    La reseña ha resultado ser un soplo nuevo e interesante, porque a pesar de insistir en los términos ya muy usados sobre lo dañino y nocivo de obras de este estilo, lo hace de una forma que por contener ira y descontento no cae en la descalificación ni en la crítica airada y sin control. Se sabe mantener en el tono habitual del blog y que lo convierte siempre en una lectura más que agradable. Y tratándose de 50 sombras de Grey, la verdad es que se agradece encontrar una valoración que no suponga en estallido de bilis sobre el papel o a la cámara.

    • Intento ser objetiva y de lo peor dar siempre lo mejor. Con esta cinta en particular ha sido difícil, pero creo que el resultado es bastante decente.
      Sin palabras para agradecer tus valoraciones, muchísimas gracias.

      seeU!

  2. La verdad es que me ha gustado mucho tu reseña. Refleja lo que pienso de la película a la perfección. Si el pobre Marqués de Sade levantara la cabeza… 🙂

    • Muchas gracias por la valoración. Vivimos en la época donde se desvirtúa absolutamente todo, por desgracia, y le llegó el turno a Sade. Aunque con demasiada fuerza.

      seeU!

  3. El mejor pie de foto que he leido en mucho tiempo 🙂 El descojone me durará un rato.

  4. Yo la verdad no sé que es peor, si este tipo de literatura en el que se denigra a las damas, se subestima su inteligencia y se nos deja a los tipos como un montón de #$%&@, o es el hecho de que precisamente sean damas quienes escriben esto, o acaso que hayan montón de nenitas quinceañeras que están creciendo, se emocionan y deliran con estas trastornadas imágenes de lo que debería ser la realidad. Y no me refiero sólo a 50 sombras de Grey sino a cosas como Crepúsculo y todo lo que se viene que es bastante…

    • Aunque sea ficción, la gente lo toma como algo que debería ser realidad. Y en este caso particular, en la trilogía, afecta muy negativamente a la imagen de hombres y mujeres por igual.
      Cosas lamentables, que espero que en el futuro cambien.

      Gracias por comentar, un placer leerte.
      seeU!

  5. A todos aquellos que lean el libro o vean la película y opinen que suponen una reivindicación de los derechos sexuales de la mujer por favor sigan las siguientes instrucciones: Tomen un objeto punzante en la mano derecha (lápiz o similar) y sosténganlo frente a su cara de modo que el extremo puntiagudo se enfrente a uno de sus ojos. En esa postura trate de golpear una superficie sólida con la cabeza.

    Repetir tantas veces como fuere necesario hasta cambiar su opinión sobre dicha película/libro.

    PD: Ahora en serio. Si alguien opina de esa guisa lean a Coelho, preferentemente “Once minutos” o “Verónica decide morir” (aunque este último no es que sea muy de mi agrado). Después vuelvan a leer la farsa de libro aquí (magníficamente) analizado y comparen, si aún opinan que ha lugar a comparar algo.

    • No conozco la obra de Coelho, la verdad es que nunca me ha llamado la atención. Aunque intentaré seguir tus recomendaciones solo por quitarme la curiosidad.

      Gracias por comentar y dejar tus opiniones, aprecio mucho algo así. Sin duda, como lectores en general tenemos mucho que aprender.
      seeU!

  6. Me encanta tu reseña, no han hecho más que conseguir que la gente vea el BDSM como algo que no es ni por asomo y además sin apenas tener escenas realmente de eso… en fin, podría seguir pero ya lo has dejado más que claro xDD

    • Gracias por suscribir mis palabras, siempre es agradable coincidir en opiniones con lectores. Representar de forma irreal ciertos aspectos del mundo en que vivimos sin las debidas aclaraciones es peligroso.
      Por supuesto, la ficción existe y podemos alimentarnos en ella. Pero la autora parece crecerse con la idea de que está escribiendo sobre la realidad.

      Algún día venceremos este bache, o eso espero.
      Muchas gracias por leer.

      seeU!

  7. Quien diga que “50 sombras de Grey” va de algo cercano al BDSM es que no sabe una mierda del BDSM xD.

    Para empezar, esa “novela”/”película” (por etiquetar de alguna forma) trata de una relación D/S (dominación/sumisión) muy mal llevada, pues hay violencia psicológica y en el BDSM hay un acuerdo mutuo de límites e incluso señales para detener el juego (para no confundirse con fingimientos juguetones).

    Esta película es al BDSM lo que el asesino de la katana al rol.

    No hay más que decir, señoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: