Escribir descripciones y no morir de aburrimiento

Escribir no resulta una tarea sencilla. En tu mente, tienes la escena, con sus diálogos y las acciones que van a definirla. Pero ahora has de pensar en cómo todo ello se reúne en un solo elemento que has de describir, pues los lectores han de verlo a través de tus palabras. Pero a su vez, los largos párrafos descriptivos, que es lo que encontramos a veces, pueden resultar aburridos.

¿Cómo podemos evitar que eso suceda? Esto supone un gran reto, tanto para el lector como para el escritor, pero es algo importante. Podría definir si la persona que ha decidido leer aquello que tanto te ha costado, continúa haciéndolo o abandona tu escrito.
Por ese motivo se reúnen unos consejos para avivar esas descripciones en nuestros textos.

Cuando lees sobre un escenario, una descripción, puede diferenciarse entre un paraje sin detalles, vago o incompleto… o un paraje que puedes sentir, en el que te puedes sumergir. Pues si encontramos lo primero, podemos vernos en uno de los escenarios de Hanna-Barbera (1970), donde los personajes pasaban delante de un fondo inalterable, sin vida.

Podemos involucrar a los lectores en lo que están leyendo, para que se sientan parte de ello, espectadores

> El compromiso de no aburrir. Tenemos la capacidad de discernir, releyendo lo que hemos escrito, si un texto puede ser excesivamente largo, o cualquier otro adjetivo. Pero antes tenemos que concienciarnos y comprometernos  a no hacerlo. Evita, si no es necesario, el bloque de texto plano. El escenario está ahí, ¡interactúa con él! Es un consejo obvio, pero necesario.

> Implica los cinco sentidos. La lectura no se resume en transmitir experiencias audiovisuales. El olor, el tacto… también pueden jugar un buen papel en la escena. La temperatura incluso puede introducirnos más todavía en ella.

> Brevedad. Una escena puede ser vívida sin llegar a ser excesivamente larga. De hecho, menos es más en este tipo de descripciones. Escoge bien las palabras, ve al grano, sé conciso.

> Dinamismo. En este mundo nada es estático o eterno. Todo evoluciona, las personas y los objetos. Las descripciones pueden llevarnos a través de esa evolución, a través de recuerdos de cómo eran antes, a cómo son en un nuevo encuentro.

> Proyectar emociones sobre objetos inanimados. ¿Qué impresión te da aquel castillo en la montaña? ¿No parece acaso una espina clavada en la misma tierra, fruto de los males y la oscuridad que en días pasados encerraron sus paredes? ¿No provoca un escalofrío en todos los que fijan su mirada en él por primera vez?

> Humor. Pienso que escribir de forma humorística es un gran reto. Pero si tienes la capacidad y por supuesto, el texto a escribir lo permite/necesita/requiere, ¡adelante! Nos ayudará como lectores a retener ese elemento del que se ha hecho humor.

Emociones viscerales. Ya que hemos interactuado con el escenario, habrá recuerdos ligados a ciertos lugares. Pueden provocar ira, alegría, tristeza, nostalgia, dolor, repulsa… Y así le otorgaremos lo aconsejado en el Dinamismo.

> Menos diálogo. ¿Puede sustituir el movimiento sobre el escenario el diálogo? No es seguro, pero podemos a probar a que los personajes se muevan por el mismo. A veces, los gestos hablan más que las mismas palabras. O sin sustituirlo, combinar las dos técnicas pueden suavizar grandes fragmentos de diálogo entre personajes. Te ayudará incluso a visualizarlos mejor en sus costumbres o expresividad.

Y con estos consejos o prácticas aconsejables, hemos finalizado. Pero por supuesto puede haber muchas otras. ¿Cuáles podrían ser? Si leéis hasta aquí, ¿usáis alguna? Añadirla a esta lista será genial si con ello ayudamos a alguien.

Basado en: io9.com: How to Write Descriptive Passages Without Boring the Reader or Yourself
Imágenes de UnidColor (deviantART)

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 21 diciembre, 2014 en Desarrollo de mundos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Otra entrega de la biblia del creador. Las descripciones son algo complejo de hacer, ya hagas una descripción limitándote a aquello que perciben los sentidos del personaje, o una descripción de las sensaciones y sentimientos que provoca aquello que se describe (Lovecraft podía ser muy bueno en eso, aunque también un coñazo importante). Normalmente es en lo que más sentimiento le pongo cuando creo o escribo. Crear sensaciones y no simplemente paja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: