Los 7 pecados capitales del worldbuilding

El worldbulding es una parte esencial de cualquier obra de ficción. Pero en el caso de la fantasía o la ciencia ficción, es el alma de la narración. Cuando el worldbuilding falla puede destrozar toda tu historia y hacer que los personajes parezcan inútiles y sin sentido. Estos son los siete pecados capitales del worldbuilding.

Este post, al igual que los anteriores, no serían posibles sin @EndemicLegacy, a quien podéis leer en “Fire, walk with me” y también en Owari Books.
Gracias a él descubrí el universo creativo del worldbuilding. Y volvemos con su traducción:

1. No pensar en la infraestructura básica.

¿Cómo comen? ¿Qué comen? ¿Quién recoge al basura? ¿Cómo tratan los residuos corporales? ¿Cómo se mueven de un sitio a otro? ¿Qué hace la mayoría de la gente para sobrevivir o trabajar? No estás construyendo únicamente una sociedad, sino que también creas una economía. La gente no se oprimen y subyugan unos a otros por diversión, normalmente toda jerarquía o sistema de opresión tiene algún componente económico. Quizás necesites a un montón de campesinos cultivando la tierra, o quizás necesites un montón de carne de cañón para tu guerra espacial. Quizás la única fuente de proteínas existente es un hongo que sólo puede ser cuidado y tratado por gente especialmente preparada para ello. Quizás todo el mundo come algas. En cualquier caso, no hay nada peor que un mundo con una estructura social compleja y elaborada que parece completamente disociada del hecho de que la gente necesita comida, refugio y ropa.

2. No explicar por qué los eventos que generan la historia están pasando ahora.

Probablemente tu historia se basará en el hecho de que todo se va a tomar por saco en tu mundo de ficción (o en tu versión ficticia del mundo real). Un enorme fallo en el worldbuilding es no explicar por qué todo se va a tomar por saco AHORA, en contraposición a hace o dentro de veinte años. ¿Por qué el elfo oscuro y su ejército han surgido ahora? ¿Había algo que les impedía aparecer antes, que ahora ya no existe? ¿Será muy tarde para cumplir sus propósitos si esperan un año o dos más? Si tu trama parece haberse puesto en marcha de forma completamente arbitraria, normalmente es un error en el worldbuilding. No has tenido en cuenta las cosas que mantenían a tu villano a raya, y probablemente tampoco hayas tenido en cuenta los factores que mantienen a otras fuerzas políticas de tu sociedad en jaque. Esto último es un tema más importante, ya que cada sociedad tiene equilibrios y fuerzas que se compensan. Incluso una monarquía absolutista tiene líneas que el monarca no se atreve a cruzar. A veces es imposible equilibrar todos estos factores sin ahondar en la verdadera historia del mundo, más allá de lo que digan los libros sancionados por los vencedores que la escribieron.

En relación a esto último, si te estás inspirando en la historia real para tu mundo fantástico o historia futurista, no leas únicamente ensayos y libros escritos por los historiadores de la cultura dirigente o trabajos centrados en la clase dirigente. Los historiadores han hecho un trabajo increíble descubriendo lo que la gente de a pié y los grupos marginales hacían durante distintas eras, y hay muchos recursos sobre lo que pasaba en, por ejemplo, la Edad Media más allá de la Europa Occidental. Si vas a hacer uso de esta Historia en tu worldbuilding, intenta centrarte en algo más que los reyes y nobles de unos pocos países occidentales.

3. Crear versiones ficticias de grupos étnicos reales y hacerlos planos.

Muchos creadores parecen tener problemas con esto. Por regla general, si quieres tener Belgas en tu novela, debes intentar crear una visión completa y precisa de la sociedad Belga. Si decides que en vez de los Belgas, vas a tener una raza alienígena llamada los Bzlgzs – Que básicamente son Belgas excepto por que tienen cuernos- tienes que seguir intentando matizarlos y equilibrarlos. Lo mismo si estás creando un mundo secundario donde hay una tierra mágica de seres llamados Los Belgue, que siguen siendo básicamente Belgas. Debes asegurarte de que cualquier grupo étnico o cultural que crees tenga varias dimensiones, una cultura creíble y la sensación de que sus miembros individuales tienen su propia opinión y subjetividad. Sea esta la cultura de la que vienen tus protagonistas, o “la otra”. Es una buena aproximación el pensar que mientras más se parezca tu grupo ficticio a los Belgas, más debes preocuparte de que ese parecido sea real. Cambiar “Belgas” a “Bzlgzs” no te libra de tener que representar a los Belgas tal y como son.

4. Crear grupos sociales, culturales, políticos o religiosos que sean monolíticos.

Todo el mundo en un grupo étnico particular está de acuerdo en todo. Cada miembro de la clase dirigente, o la clase trabajadora, está de acuerdo en todo. Cada ciudadano de una nación particular tiene exactamente las mismas opiniones. Hay una sola versión e la historia, y todo el mundo está de acuerdo en cual es. Todos los miembros de una religión interpretan sus preceptos y dogmas de la misma forma. ¿A que suena creíble? Sobre todo si nunca has tratado con una persona. Jamás. En el mundo real, si juntas a tres miembros de un grupo es probable que haya cuatro opiniones diferentes sobre la mayoría de los asuntos que les preocupan. Decir que todos los cristianos coinciden en su opinión sobre todos los dogmas de su doctrina es una forma muy rápida de hacer que se rían de ti. Así que cuando imagines a la clase dirigente, ten en cuenta que probablemente dos miembros de la misma tendrán opiniones diferentes en muchos aspectos – Y cuando cuentes la historia ficticia de tu mundo, ten en cuenta que raramente estará nadie de acuerdo en lo que realmente ocurrió.

5. Inventar una historia que sea totalmente lógica

En un mundo imaginario, el bando más fuerte siempre gana y la gente que está a cargo son siempre los descendientes de los que estaban a cargo de todo hace 100 años. Pero la vida real no es así – la historia está llena de momentos curiosos en los que gente poderosa hizo estupideces que les costaron caro. Piensa en extrañezas tales como el hecho de que Irlanda se dividiese en dos. O Corea. O Alemania, durante casi cinco décadas. ¿Por qué es Washington la capital de los Estados unidos en vez de Filadelfia? ¿Por qué tuvieron los portugueses una colonia en la India hasta 1961? La historia suele ser extraña y cosas que vistas en retrospectiva era inevitables no lo parecían en absoluto en el momento. Así que un mundo con una historia completamente lógica nunca pasará el test del olor. Y hablando de olor…

6. No dar un sentido de lugar, como por ejemplo a qué huele tras llover.

Puedes pasarte horas y horas pensando sobre la historia y la cultura de tu tierra imaginaria, sobre cómo la gente interactúa entre ellos y como los diferentes grupos étnicos y religiosos chocan. Pero si no haces que sienta la suciedad bajo mis uñas, entonces no has creado aún un mundo real. Si el lector no se siente ligeramente mareado por el olor de un río contaminado, o su corazón no se mueve un poco al leer sobre la belleza de los jardines florales geométricos, entonces falta algo. Lo más importante, debería haber algunos lugares – bares, tabernas, criptas, puertos espaciales – donde el lector se sienta como en casa, como si realmente pudiera echar el rato en esos sitios. La razón del worldbuilding no es simplemente crear algo chulo por crearlo, sino el dar un sentido de que estás en un lugar – y todos tus experimentos mentales y constructivos han de hacer que este sea algo vívido y lleno de vida.

7. Introducir un superpoder, como la magia o tecnología muy muy avanzada, sin pensar cómo afectaría a la sociedad y los cambios que provocaría en la misma.

Si tu tema es “Es cómo nuestro mundo, pero todo el mundo puede volverse invisible a voluntad”, ya has fallado. Si todo el mundo se pudiera volver invisible a voluntad, no se parecería a nuestro mundo en absoluto, sobre todo si ese poder llevase existiendo más de unos meses. Estés creando un mundo alternativo o uno situado en un futuro lejano, cualquier tecnología o poder que introduzcas va a tener enormes efectos – no sólo de primer orden, sino también de segundo y tercero. Si seguimos con el ejemplo de la invisibilidad, todo el mundo la usaría para espiarse unos a otros, obviamente, pero también habría un enorme incremento en las ventas de sensores térmicos. Redefiniríamos el concepto de privacidad, y toda la cultura popular cambiaría completamente. Habría nuevas formas de arte basadas en interpretes invisibles, y podría ser legal disparar a un intruso invisible en cuanto lo vieras (o lo olieras). Podrías pasar horas intentando comprender como dar el poder universal de la invisibilidad cambiaría el mundo y sólo estarías arañando la superficie.

Traducción de io9: 7 Deadly Sins of Worldbuilding

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 28 noviembre, 2014 en Desarrollo de mundos, Rol y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Otro buen capítulo. Este me ha hecho pensar mucho en el universo de Harry Potter que estoy creando para ambientar partidas en España. Especialmente el último punto. Adaptar la historia de España haciendo entrada a una sociedad de magos no es moco de pavo.
    Muchas veces se abusa de copiar la realidad y alterarla para generar un mundo nuevo, pero dichas alteraciones no son más que cambiar nombres y algún envoltorio.

    • Me encantaría saber más de ese universo que estás creando, cuando quieras y si es visible para los lectores.
      Esos cambios… a veces son tan radicales, que debes empezar casi del modo contrario: crear la magia y después asentar el mundo “real” con todos los cambios que se han generado a partir de la primera.
      Este proceso en vez de añadir pinceladas de magia en el mundo real, que pueden ser superficiales y no realistas en caso de que se dieran.

      Gracias por comentar, siempre es un placer escribir para tu disfrute, ¡parece tan fácil!
      seeU!

      • Lo importante es tener claras las proporciones para escoger el camino más adecuado y completo para el nacer y crecer de nuestro mundo.
        Ese mundo es ahora para pocos ojos entre los que te cuento si me hicieras el favor de verlo y valorarlo, claro.
        Cuando el contenido es así de entretenido y la ejecución tan amena y clara es muy difícil no disfrutar, y eso es precisamente lo que me pasa con tus posts.

  2. Muy interesante y se podría (debería profundizar más). A mi por ejemplo a nivel Ci.Fi me rechinan los planetas-ciudad. Aunque la alimentación sería posible via líquidos con nutrientes cultivados en edificios hidropónicamente y con lámparas. Se pasan por el forro un concepto estratégico vital como la soberanía alimentaria. Dependerían de otross planetaas y ante un bloqueo deberían rendirse en pocos días…

  3. Muy interesante. Lo unico que no me cuadra es porque si escribis un articulo en castellano tenes que meter el “worldbulding” osea pone creacion de mundos… es pedante e incluso egolatra poner una palabra en ingles en un texto castellano a menos que sea un termino muy muy generalizado(no vas a poner caralibro vas a poner facebook). Por el resto en general bastante bien aunque me hizo pensar ciertas cosas que las tomaste de un articulo que salio hace un par de dias sobre errores de creacion de mundos(que a su vez, quien sabe si no fue copia de otro). Aun asi a pesar de esas reminiscencias que me recuerdan al otro articulo esta bastante bueno y me gusto. Saludos

    • Hola Jerónimo, como traductor del artículo creo que es más sencillo si te contesto yo 🙂

      En primer lugar, es normal que el artículo te recuerde a otro que salió hace un par de días ya que es una traducción del mismo, al final del artículo Beelzenef ha tenido la amabilidad de poner un link al original pero te lo pongo también aquí para tu comodidad por si quieres leerlo, la verdad es que hay bromas y dobles sentidos que se pierden en la traducción: http://io9.com/7-deadly-sins-of-worldbuilding-998817537

      Por otro lado, la decisión de usar “worldbuilding” como término es consciente y deliberada por mi parte, no por egolatría o ganas de ser pedante, sino porque considero que que el término es conocido y de uso común en el panorama angloparlante de escritores, diseñadores de videjouegos o juegos de mesa o rol, etc. mientras que en español todavía no es de uso predominante ningún termino concreto: ¿Desarrollo de mundos?¿Creación de mundos?¿Construcción de mundos? Todos son validos como traducción, pero no tienen el peso de un término ya acuñado y de uso común como es worldbuilding.

      Me alegro de que el artículo te haya gustado, estoy seguro de que Beelzenef nos seguirá trayendo más cosas del estilo en las semanas próximas.

      Un saludo

  1. Pingback: Los 7 Pecados Capitales del Worldbuilding (Creación de Mundos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: