Next Stop “El lobo de Wall Street”

¿Alguna vez has deseado tener tanto dinero que no sepas qué hacer con él? ¿Te lo has imaginado? ¿No?
Entonces, “El lobo de Wall Street” lo hará por ti.

Bienvenidos a la vida de Jordan Belfort, un hombre que te enseñará el camino de la riqueza, la depravación, la ambición y la vida despreocupada.
Porque el dinero y el poder, ajenos a la fuerza de voluntad de cualquier persona, corrompe hasta límites insosprechados.

Buen humor y falta de sorpresa ante este submundo son necesarios para ver esta película y disfrutarla.

¿Preparados?
Vamos allá…

Tenemos como narrador a un joven Jordan Belfort, interpretado por Leonardo DiCaprio. Y aunque sus dotes interpretativas no han hecho más que crecer en los últimos años… ya cuesta creer que tenga 22 años.
Aunque el trabajo de caracterización es fantástico.

Basada en una historia real, el protagonista recibe el apodo de Lobo, al hacerse rápidamente con cantidades ingentes de dinero. De transformar su empresa. De convertirse en uno de los hombres más poderosos del lugar. Porque donde hay dinero, hay poder.

En Stratton Oakmont, empresa que Belfort funda, existe algo llamado sesión semanal de depravación, en la que prostitutas, strippers, una orquesta en ropa interior y drogas abundan en la misma oficina.
Todo sea por liberar la tensión que se acumula en los brokers, que venden acciones de empresas a todos aquellos incautos que son llamados por estos maestros de la manipulación.

La bien llamada ingeniería social, podría decirse.

Pues bien. Belfort, hastiado de vivir en una vida de clase media baja, o pobreza como él la llama, decide apostar por la vida como broker en Wall Street. Aunque al principio, novato, queda fascinado por el modo de vida en el que tiene que vivir.
Palabrotas, violencia verbal, estrés… Desagradable, ¿no es cierto? Pues para él resulta algo perfecto.

Por fortuna o por desgracia, en su primer día con licencia como broker, la empresa para la que trabaja quiebra. Y tiene que empezar desde 0, desde lo más bajo.
Y en ese nuevo marco, demuestra sus grandes habilidades y se aprovecha de la “inocencia” o exceso de confianza de la pequeña empresa para la que trabaja entonces.

Va haciendose con algo de fortuna hasta que decide formar su propia empresa.
Y por supuesto, la ambición no para de crecer. Y con ella, se roza el límite de lo legal. Entretanto, los excesos y el deshacerse de su vida anterior parece un proceso casi natural.

¿Vivir como lo hice yo?
¡Sigue soñando!

Una mansión gigantesca, una mujer hermosa, una preciosa niña a la que malcriar y con una agudeza todavía a punto para hacer negocio.
Aunque claro, nada dura para siempre.

Esta película esconde un drama que se va desvelando poco a poco, a medida que avanzamos en la historia, siempre enmascarada con un humor algo ácido, desagradable incluso en ocasiones.
La vida de Belfort se destruye con el tiempo, y por lo que he llegado a escuchar, se han omitido partes de la historia, por respeto a la privacidad del individuo.

Podría denominarse un genio. Pero incluso ese don tiene un precio.
Poca reseña de esta película he escrito, más bien comentarios acerca de lo que he observado. Realmente, no tiene mucha más profundidad. No más que la que puede verse en la misma.
Así pues, queda abierta la invitación para visionarla, con el público adecuado y de buen talante.

seeU!

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 6 marzo, 2014 en Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: