Ayuda

El Ala Nocturna llegó por fin al área de estacionamiento de un planeta que prometía no traicionar su esperanza de vida. Una vez aterrizado, la placa sobre la que sostenía comenzó a hundirse, dando acceso a un nivel subterráneo donde no corrieran peligro sus vidas.

El interior de la nave era un caos emocional. Todas las miradas estaban perdidas en el vacío, conteniendo sus propias pasiones, que pugnaban por salir a gritos. Las lágrimas se habían agotado por el momento, pero llegarían más con el futuro. Nadie se atrevía a cruzar alguna, pues la rabia sería demasiado terrible como para contenerla. Lamentarían otra muerta antes de que cayera el anochecer en el planeta.

Dan permanecía inerte. Sus ojos anegados en lágrimas no veían nada, solo sentía un tremendo vacío. Habían huído con la certeza de que escapaban de las miradas muertas de sus dos compañeros.

“Vivimos con miedo, siempre con miedo…” pensaba con frustración

Corrían los minutos sin mover un músculo, nadie se atrevía a romper el silencio. Finalmente Elien se atrevió a hacerlo, para su desgracia

– Ellos… están… – comenzó a decir con la voz rota, hasta que Taius la interrumpió:

– Las estrellas lo tendrán en su memoria

Aquellas palabras fueron sentencia, una verdad tan aterradora que cortaba el aliento. Cerraron los ojos en una plegaria silenciosa, dejando escapar nuevos ríos de emociones.
Salieron en silencio, donde un equipo de desconocidos se dedicaba a rodear la nave, armados y algo recelosos. El Ala Nocturna se había asentado siendo una nave desconocida y no identificada.

Toda la tripulación salió con las manos alzadas, demostrando su indefensión. La tensión vivía en el ambiente hasta que alguien se atrevió a cortarla.

– Saludos para ti y los tuyos, Taius Irman – el hablante era un hombre, desarmado pero seguro de sí mismo. Dio la orden a todos de retirar las armas a todos los allí presentes, que obedecieron con desgana. Después, continuó hablando: – … Y maldito sea el motivo que te ha traído aquí

– Necesitamos ayuda, Breasal – dijo Irman, derrotado – No había otro lugar

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 9 agosto, 2010 en Relatos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: