¡Tenéis que vivir!

Elien aspiró profundamente antes de despertar. Sintió el vacío de la sala, y enseguida se incorporó. Zarandeó suavemente a Zarmad, que se puso en alerta nada más ver a su compañera. En silencio, comenzaron a prepararse e investigar que ocurría.

Caminaron con celeridad por los pasillos de la nave, hasta encontrar a su capitán sentado y esperando, con la mirada fija en un punto y todo su cuerpo en tensión. Sostenía un rifle en sus manos, apuntando a la puerta, en un punto estratégico. Parecía no ser cosciente de nada más, y tan solo reaccionó, volviendo la cabeza lentamente, al sentir la mano de Elien en su hombro. La mirada perdida.

Zarmad se había apresurado a tomar otra arma torpemente en sus manos, dispuesto a cualquier enfrentamiento.

– Taius, ¿qué ocurre? ¿Dónde están los demás? – inquirió Elien.

Tardó su tiempo en contestar, y la respuesta del impaciente Zarmad fue lanzarse hacia la puerta en su busca.

– No están aquí… – susurraba Irman – Pero volverán. Solo tenemos que esperar, y salir pronto de aquí.

Ben tuvo el suficiente tiempo para escuchar aquello antes de salir en la búsqueda de sus dos compañeros. No podían haber ido muy lejos en aquella hora, pues el transporte público era casi nulo. Y en cambio, en el Palacio de Justicia aún parecía haber movimiento, vida.

Se dirigió allí, como si una mano lo guiara. Tendría que ser precavido y ocultar su arma. Si tenía que morir, o ser apresado, no podía permitirselo todavía. Aún tenía que sacar de allí el Ala Nocturna, junto con la tripulación al completo.

Los corredores oscuros, y un murmullo incesante que llegaba desde lo lejos. Se aproximo a el lugar, viendo como llegaban personalidades y soldados de todo rango. Todos acordaron al unísono apartarse para dejar a su vista el motivo del gran escándalo: el cadáver de un Inquisidor, su cuerpo tendido inerte en el suelo, como un títere.

Sintió como un escalofrío recorría su cuerpo de parte a parte, junto con una ola de miedo en su interior. Se apartó enseguida de aquella imagen. Tenía que buscar a Eiko y a Jaru. Tenían que vivir.

Anuncios

Acerca de Beelzenef

Rol, narrativa, desarrollo de apps multiplataforma, worldbuilding, reddit, ciencia ficción...

Publicado el 17 octubre, 2009 en Relatos. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. No puede ser que te hayas puesto esa foto!! xDDDD

  2. Y aquí mi segundo comentario como disculpa por no haber dejado bien el primero T_TEspero que me dejes tu a mi tambien alguno en algun relatillo/mierdecilla =3 xDDDTe quiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: